Esteban Correa: “Tematraumaroma  tiene por subtítulo 'Tres piezas para orquesta de cuerdas'. De esta manera, cada pieza, respectivamente, tiene por nombre Tema, Trauma y Aroma”

Esteban Correa: “Tematraumaroma tiene por subtítulo ‘Tres piezas para orquesta de cuerdas’. De esta manera, cada pieza, respectivamente, tiene por nombre Tema, Trauma y Aroma”

El compositor presentará su  obra en los conciertos que ofrecerá la Orquesta Marga Marga a fines de agosto.

Esteban Correa, nació en Ovalle, en  1979. Es compositor, intérprete y pedagogo. Formado musicalmente en la Universidad de La Serena y la Universidad Católica de Chile, ha desarrollado una carrera artística relacionada a la composición de música de concierto, que incluye la creación y montaje de cerca de 40 obras, incluyendo piezas para orquesta, ensamble e instrumento solo, junto a música para teatro, presentadas tanto en Chile como en el exterior (América Latina, Norteamérica, Europa y Asia).

Este trabajo creativo, que ha sido distinguido y le ha valido el reconocimiento de la crítica especializada de nuestro país, se extiende asimismo al campo de la música popular a través del trío Septiembre, donde complementa un rol autoral con la práctica de la guitarra y el canto.

 

Luego de formarse como Licenciado en Música —con Alejandro Guarello como profesor de Composición— y Magíster en Artes en la Pontificia Universidad Católica de Chile, Esteban Correa se desempeña actualmente como académico en la carrera Licenciatura en Música de la Universidad de La Serena, misma institución en la que se tituló inicialmente como Profesor de Estado en Educación Musical.

 

Esteban Correa comenta sobre su acercamiento a la Orquesta. “Coincidimos con el maestro Luis José Recart en el festival Darwin Vargas de la PUCV, al cual fui invitado como compositor y conferencista en 2016. Nos presentó José Luis Urquieta, destacado oboista chileno coterráneo de La Serena, e inmediatamente surgió de mi parte la propuesta de realizar ‘Tematraumaroma’ (de reciente composición*) con la orquesta,  así como la acogida por parte de Luis José, para ser tocada apenas se diera la posibilidad”. (*Originalmente, la obra fue escrita por encargo de la Orquesta Sinfónica Universidad de La Serena, agrupación que la estrenó en noviembre de 2016).

 

Tematraumaroma

La obra comenzó a escribirla a principios de 2016 y la terminó en abril, durante un breve viaje que realizó junto a su familia a El Molle, un pueblo del Valle de Elqui, cercano a La Serena.

En rigor, nos cuenta el compositor, ‘Tematraumaroma’  tiene por subtítulo ‘Tres piezas para orquesta de cuerdas’. De esta manera, cada pieza, respectivamente, tiene por nombre ‘Tema’, ‘Trauma’ y ‘Aroma’.

 

¿De dónde viene el título  o la inspiración?

Poco antes de componerla acababa de leer ‘El Aroma del Tiempo’, libro del pensador coreano-alemán Byung-Chul Han, en el que se desarrollan precisamente distintas aproximaciones al fenómeno del tiempo. En relación a esto, como es sabido, la música occidental históricamente ha favorecido una concepción lineal del tiempo, derivada probablemente de la búsqueda abierta de sentido —de logos, diría un filósofo— o dirección dentro de lo que se ha venido a llamar el “discurso musical”, que no es otra cosa que la asociación a la música de recursos retóricos propios del universo de la palabra.

Ciertamente, la primera pieza, ‘Tema’, está construida bajo esos mismos principios, de ahí también su nombre. No obstante, extrapolando el pensamiento de Han, así como existen diversas formas de comprender el tiempo en términos filosóficos, habrían asimismo otras maneras de concebir la música en un sentido estético, como es en el privilegio de la atmósfera sonora, contraria casi de por sí al desarrollo discursivo y su consecuente agonismo o drama. En el caso de ‘Trauma’, esta atmósfera permite evadir cualquier rumbo definido a través de la experiencia de un tiempo de presentes puntuales, mientras que en ‘Aroma’ se cristaliza en impertérritos ciclos que podrían extenderse hasta la eternidad.

 

A pocos días de la presentación ¿cómo se siente?

Conozco la destacada trayectoria que posee la OMM, y me parece que en Chile probablemente no haya agrupación que favorezca de mejor modo el montaje de una obra como Tematraumaroma, exigente tanto en su acceso a la técnica como a la interpretación, en el ámbito de las cuerdas. De ahí que me alegra y tranquiliza saber que el maestro Recart junto a los músicos de la orquesta no abordarán esta exigencia como una mera dificultad, sino tal cual es: un desafío propio del trabajo artístico.

 

¿Cuáles son sus gustos musicales?

Diría que tengo el privilegio de que la mayor parte de la música que escucho está producida de manera directa por mi entorno cercano, que es principalmente el Departamento de Música de la Universidad de La Serena (ULS), mi lugar de trabajo, dentro del cual asisto regularmente a los conciertos que ofrecen sus diversas agrupaciones y músicos. En estos conciertos confluyen grácilmente y sin mayor prejuicio lo antiguo y lo nuevo, lo foráneo y lo nativo, además de lo popular junto a lo que es propio a la tradición de la escritura, cosa que me parece fascinante.

 

¿En qué está trabajando actualmente?

Quizá no sean muchos los proyectos en los que estoy trabajando, pero son variados. Por una parte, como compositor, no hace mucho terminé una obra para dos saxos y batería que me había encargado el ensamble Tricahue, y estoy en proceso de concluir al menos un par más, fruto de otros encargos más o menos parecidos. En este sentido, en el último tiempo parte de mis objetivos han estado centrados en escribir más música de cámara. Dentro de este tipo de formatos, un proyecto que capta mi atención corresponde a una pieza que he estado desarrollando junto a un sexteto de vientos y un trío rock, que tiene como particularidad la participación de los músicos en la creación mediante la improvisación, ya sea guiada o libre. El resultado de esta experiencia será compartido por primera vez en el festival Musicahora del Departamento de Música ULS, en noviembre de este año.

Por otra parte, como productor, estoy preparando un par de discos, uno junto al trío rock Septiembre —el mismo del proyecto de creación que describí anteriormente—, grupo en el que, además de participar en la creación, canto y toco guitarra eléctrica, y otro con cuatro de mis obras en gran formato, grabadas en estudio por la Orquesta Sinfónica Universidad de La Serena, proyecto que cuenta con el apoyo del CNCA. Este disco incluye justamente Tematraumaroma. Ambos CD serán lanzados próximamente durante 2017.

 

Entrevista: Mariela Puebla Verdugo