Gabriel Matthey: “Nuestra sociedad actual ve demasiadas cosas y habla demasiado, pero poco sabe escuchar”

Gabriel Matthey: “Nuestra sociedad actual ve demasiadas cosas y habla demasiado, pero poco sabe escuchar”

El viernes 28 de abril será el estreno de su pieza “Las Cuatro Situaciones” en el Foyer del Teatro Municipal de Viña del Mar, a cargo de la Orquesta Marga Marga.

Gabriel Matthey Correa es Compositor, Ingeniero Civil y Magíster en Gestión Cultural, profesor de Cultura Chilena y coordinador del Magíster en Gestión Cultural de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile, entre muchos quehaceres (*). Comenzó a escribir su obra hace dos años, “Las Cuatro Situaciones” la empecé a componer a fines del año 2015 y la terminé en marzo de 2016; es decir, fue una experiencia musical de hace más de un año atrás, vivida en el verano 2015-2016. Y la compuse porque era una antigua deuda que tenía con el director de la orquesta, Luis José Recart”, comenta el compositor.

 

¿Qué son “Las Cuatro Situaciones”?

El título obviamente que rima con “Las Cuatro Estaciones” de Antonio Vivaldi, pero es sólo un juego de palabras y una forma de vincularme con él (reconocerlo y agradecerle su valioso aporte); sin embargo musicalmente no tiene ninguna relación, salvo que está escrita para instrumentos de cuerdas y estructurada en 4 partes. Y si en su momento fueron “cuatro estaciones” de la naturaleza, ahora son “cuatro situaciones” de la vida contemporánea, expresadas en propuestas puramente sonoras, que cada auditor/a podrá interpretar e experimentar libremente, a su manera.

 

¿En qué se inspiró para componerla?

En general cuando compongo me inspiro en la música misma y en el contexto sociocultural que percibo e incorporo a mi vida interior, pero en nada en especial y menos en imágenes visuales, de las cuales hoy estamos bastante invadidos y saturados. Mi trabajo surge desde el universo sonoro en sí mismo, que aún está poco explorado. Nuestra sociedad actual ve demasiadas cosas y habla demasiado, pero poco sabe escuchar.  Por ello, la música hoy adquiere más fuerza que nunca, pues es la mejor escuela para “aprender a escuchar” y quizás, de rebote, aprender a dialogar y a comunicarse con las demás personas.

Dentro de esta dinámica, yo compongo en sintonía con el contexto musical y sociocultural en el que vivo. Y compongo para no descomponerme, pues no hay dudas de que actualmente vivimos tiempos difíciles, con muchos contrastes y polarizaciones, con exceso de individualismo y, paradójicamente, incomunicados (a nivel presencial). Musicalmente esto se puede expresar en líneas melódicas o texturas puras, que de pronto se contaminan y/o “ensucian”, incluso desaparecen, pues cuesta que suenen limpias y transparentes; cuesta que se encuentren, en una época en que prima la competencia, la soledad, el doble estándar y la confusión. Entonces la música puede ayudar a redimir y/u oxigenar un poco el espíritu que, sin duda, lo tenemos bastante olvidado.

 

¿La obra la escribió en exclusiva para esta Orquesta?

“Las Cuatro Situaciones” la escribí pensando en la Orquesta Marga Marga pues, como comenté anteriormente, era una antigua deuda que tenía con su director. Entonces la idea es que la estrenen ellos, pero que después ojalá la puedan interpretar otras orquestas. En el estreno recién nace el hijo/hija y “el deseo oculto” es que la composición siga sonando en la misma Orquesta Marga Marga y/o en otras. Pero en esto debo reconocer que soy bastante autocrítico y tajante: si la música no tiene vida propia, entonces es mejor que muera! Sin embargo también soy perseverante y ahora que tendré una primera experiencia con la Orquesta Marga Marga, ya me dan ganas de escribirle una segunda composición, dedicada a ella, como un reconocimiento al trabajo que vienen realizando desde hace años. Hoy no es fácil encontrar orquestas abiertas a la música actual y, en especial, a la música chilena contemporánea.

 

Queda muy poco para el estreno, ¿cuáles son sus sensaciones?

Creo que para la mayoría de los compositores, asistir al estreno de una composición propia es un acontecimiento especial. Yo no soy la excepción: para mí es muy importante y emocionante asistir al estreno (espero poder hacerlo); sin embargo reconozco que me pongo nervioso, pues es como “un parto” donde va a nacer un/a hijo/a y uno no sabe bien cómo va a nacer: si sano/a o deforme, con buena o mala salud, etc. Y siguiendo con la metáfora, ojalá que “Las Cuatro Situaciones” nazcan sanas, a través de un parto normal.

 

¿A quién escucha Gabriel Matthey?

La verdad es que escucho poca música, pues amo el silencio (aunque hoy es muy escaso). Y confieso esto pues el silencio es lo que me permite escuchar “mi música interior”, que es la fuente de la cual me puedo nutrir para componer. Obviamente que dicha música interior se alimenta, en gran parte, del patrimonio musical que hoy tenemos a disposición. Dicho lo anterior, claramente para mí escuchar música es un acontecimiento importante, que cuando lo hago lo vivo a concho.

 

Y en cuanto a repertorio, en realidad me interesa desde la música más primitiva hasta la más actual, en sus diferentes géneros. Estoy convencido de que la música es un “gran universo” en sí mismo, y que es necesario recorrerlo sin prejuicios ni discriminaciones. Creo que la música es “un continuo” y no me interesa -ni me sirve- establecer falsas categorías o escuchar sólo “un tipo de música”. El universo de la música es complejo, como un órgano vivo que tiene vasos comunicantes interconectados entre sí.

 

¿Cuáles son sus proyectos actuales?

 

Como dije antes, si no compongo me descompongo, así es que siempre estoy trabajando o preparándome para escribir una nueva composición. Los proyectos nunca me faltan. Por ejemplo, actualmente estoy escribiendo un quinteto para guitarras (de diferentes registros) que me encargó el Consort Guitarrístico de Chile que, por coincidencia, también es de la Región de Valparaíso. Se trata de una composición que busca nuevas alternativas sonoras para la guitarra, incluyendo la percusión, y ya la estoy terminando.

 

Finalmente quiero agregar que desde ya agradezco a la Orquesta Marga Marga y a su director, Luis José Recart, por su buena disposición para estrenar “Las Cuatro Situaciones” y ojalá que el día del estreno, entiendo que el 28 de abril, sea una buena aventura y experiencia para todos. ¡Muchas gracias!

 

(*) Gabriel Matthey Correa

Compositor, Ingeniero Civil y Magíster en Gestión Cultural, profesor de Cultura Chilena y coordinador del Magíster en Gestión Cultural de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile. También colabora en el Archivo de Música de la Biblioteca Nacional, en la gestión de contenidos sobre patrimonio musical chileno, y es profesor en la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación, UMCE. Constantemente ofrece charlas y talleres de música, educación, gestión y cultura. Asimismo escribe artículos sobre éstas y otras materias.

Como compositor ha creado música instrumental, vocal y electroacústica, abarcando desde instrumentos solistas hasta grupos de cámara y orquesta sinfónica completa. Su música ha sido difundida en diferentes medios y editada en una decena de discos, destacando “Trilogía Las Parrianas” con textos de Nicanor Parra. Como gestor cultural ha sido presidente de la Asociación Nacional de Compositores-Chile (ANC) y del Consejo Chileno de la Música (UNESCO). El año 2010 publicó su libro “Modelo de Gestión Cultural para «Unidades Territoriales» de Chile” y, el año 2015, su libro “¿Cuál es tu Sur?”, de carácter político-cultural, que actualmente está circulando en diferentes ciudades del país.

 

Entrevista: Mariela Puebla Verdugo.