Archivos de la categoría Entrevistas

Luis Leiva: “Bosques Rojos” es mi ópera prima en el ámbito de la música para Orquesta de Cuerdas”

Su obra será ejecutada por la Orquesta Marga Marga durante este mes, en las presentaciones de gala del Teatro Pompeya y el Aula Magna de la Universidad de Las Américas.

Luis Leiva Maturana nació en Santiago (1975), pero pasó su infancia en Suecia. Comenzó en el mundo de la música estudiando guitarra clásica, luego piano clásico y popular, y posteriormente composición musical (titulado en la Escuela Moderna de Música). “En los últimos años, he incorporado un nuevo medio artístico para expresar mi manera de ver el mundo, la fotografía analógica en blanco y negro”, comenta Leiva.

Tuvo su primer acercamiento con la Orquesta Marga Marga al participar del Concurso de Composición 2015, el cual conoció a través de Facebook.

 “Bosques Rojos”

Bosques Rojos” es mi ópera prima en el ámbito de la música para Orquesta de Cuerdas.

El título está inspirado en la pintura, debido a que cuando compongo lo hago inspirándome en imágenes, como si musicalizara cuadros de pintura. El  cuadro de bosques va cambiando de colores a medida que avanza la obra, siendo el primer color de los bosques el color rojo. Está inspirada en la libertad y la esperanza”, confidencia el compositor.

Está a pocos días de la presentación de su obra por parte de la Orquesta Marga Marga, ¿Cuáles son sus sensaciones?

Un placer inmensurable al poder compartir mi música con los demás.

Quisiera agradecer profundamente, y de todo corazón, a cada uno de los músicos de la Orquesta Marga Marga por entregar su alma en la interpretación y darnos la posibilidad de escuchar y compartir nuestra música con el público. Lo cual le da sentido al esfuerzo que uno hace al trabajar en la composición musical, oficio que le da sentido y felicidad a la vida.

¿Cuáles son sus gustos musicales?

Música docta como Bach y Mozart; música popular como Pink Floyd, Metallica y Los Jaivas; música docta popular como Olafur Arnalds y Yann Tiersen; música de Armenia interpretada con Duduk y música japonesa interpretada con Shakuhachi.

¿A qué está dedicado actualmente?

En la musicalización de poesía de Elina Torres, “Cantata a Cocholgue”, es una obra para Orquesta Sinfónica y Coro Mixto. Encargo de la poeta Elina Torres para ser interpretado en España.

Proyectos

Publicar el libro de mi autoría “Armonía: Técnicas para el cambio de tonalidad en la música”.

Prólogo de Alejandro Reyes. Prof. Armonía – Pontifica Universidad Católica de Chile.

 

Entrevista: Mariela Puebla Verdugo.

 

 

Currículum Luis Leiva Maturana

Experiencia en el área de la Composición y Arreglos Musicales:

  1. Compositor titulado en la Escuela Moderna de Música.
  2. Composición y Arreglos para la Big Band de la Pontificia Universidad Católica de Chile.
  3. Compositor e intérprete del tema “Escucha lo que ves”, de la Exposición Internacional  Cuerpos Pintados. Track 1 del CD “Música del Cuerpo III”.
  4. Compositor e intérprete (Piano) de la obra “Isla Negra” para trío Violín, Viola y Piano. https://www.youtube.com/watch?v=BkAhq7qW0wg
  5. Compositor de la obra “Bosques Rojos” para la Orquesta Marga Marga. Director: Luis José Recart. https://www.youtube.com/watch?v=qI_ZW4f4GKI
  6. Arreglos para Orquesta Sinfónica de varias obras del compositor Jaime Barría (Director del grupo Bordemar), interpretadas en varias ciudades de la Región de Los Lagos por sus Orquestas Juveniles.

Experiencia en el área de la Literatura Musical: 

  1. Revisión, corrección y escritura musical de la nueva edición del libro “Mi amigo el piano” de Elena Waiss, Editorial Universitaria (Libro más famoso de piano hecho en Chile, del cual es su primera edición en formato digital). http://www.universitaria.cl/libro?isbn=9561120437
  2. Autor del libro “Piano Fácil 40 Piezas Clásicas” (Editorial Universitaria). Intérprete del CD “Piano Fácil 40 Piezas Clásicas” (Editorial Universitaria). http://www.universitaria.cl/libro?isbn=9561120682

 

Edgardo Cantón: “La obra alude a la ley de los polos opuestos que rige y define las cosas de este mundo”

Con el estreno de “Dualidad” la Orquesta Marga Marga se presentará el miércoles 25 de octubre, en Villa Alemana y el jueves 26, en Viña del Mar.

Edgardo Cantón Aguirre nació en París;  y tempranamente  se trasladó a vivir a Chile donde realizó sus estudios universitarios de la  carrera de composición en la Universidad de Chile. Posteriormente ganó algunas becas, lo que le permitió hacer un magíster, y otros cursos de post grado en España, Francia e Italia.

Lleva muchos varios años en el mundo de la composición, lo que le ha valido el reconocimiento de sus pares. Actualmente se desempeña como académico de la Universidad de Chile y de la Universidad Católica de Valparaíso. (·)

 Fue en el año 2016 que compuso la pieza “Dualidad” para orquesta de cuerdas, gracias a una conversación que sostuvo con Luis José Recart, director de la Orquesta Marga Marga, al finalizar un concierto.

 

‘Dualidad’

La obra compuesta por Cantón, en exclusiva para la Orquesta Marga Marga, está relacionada con cómo vive y concilia en sí mismo, el ser humano esta dualidad interior  de polos opuestos.

¿En qué se inspiró para componerla?

Mi composición alude a la ley de los polos opuestos que rige y define las cosas de este mundo. Yin -Yang , noche-día , hombre-mujer, etc.

¿Cuál es su sentimiento al saber que su obra la estrenará la Orquesta Marga Marga?

Me da mucha alegría, también siento mucha gratitud hacia Luis José Recart.

 

¿Qué tipo de música escucha?

Depende del momento, clásica,  contemporánea y seleccionada música popular

Actualmente EdgardoCantón está trabajando en una obra sinfónica y algunas piezas de cámara, preludios para piano, entre otros proyectos.

Entrevista: Mariela Puebla Verdugo.

 

(·) Reseña

Edgardo Cantón ha obtenido reconocimientos tales como el primer premio en el concurso de música sinfónica de la Orquesta Sinfónica de Chile con su obra “Música en espera de su imagen” (estrenada bajo la batuta de Irwin Hoffman, en 1995 en Santiago). A fines del 2003 escribió por encargo “El Gran Océano”, obra para orquesta Sinfónica y Barítono con texto de Pablo Neruda, la cual se estrenó en el Teatro Universidad de Chile, el 26 de Marzo del 2004, bajo la batuta de David Del Pino.

El 2006 compuso la banda sonora de la película El rey de San Gregorio.

El 2008 estrenó también con la Orquesta Sinfónica, bajo la batuta de Michael Nesterowycz, “AL –Mumit”, obra para orquesta Sinfónica, medios electrónicos, coro, guitarras acústica y eléctrica. Esta obra fue la primera en Chile en utilizar medios electrónicos con una orquesta de esta envergadura. Este trabajo le valió estar entre los 3 nominados de ese año al premio Altazor.

El 2010 estrenó “Atacama imaginario” para banda sinfónica, pieza encargada por el director de orquesta Eduardo Brown.

El año 2011 escribió por encargo de la Orquesta Sinfónica de Chile  “Ahad” concierto para percusión, orquesta y coro femenino, estrenado en agosto de ese mismo año, bajo la batuta del director inglés Andrew Gourlay y con Juan Coderch como solista. Este trabajo también  le valió estar entre los 3 nominados de ese año al premio Altazor.

El 2012 estrenó con la Orquesta Sinfónica de la Universidad de los Andes, ‘Ul –Kantum: Retratos de Arauco’. Obra escrita por encargo de Eduardo Browne, quien la dirigió el día de su estreno (27 de mayo del 2012).

En noviembre del 2013 lanza su disco doble recopilatorio “Olas de un mismo mar” .

El 2017, la orquesta de flautas Illawara, interpreta su obra ‘Illawara sube por el canto del agua’, en la temporada de música de la SCD.

En julio del 2017 la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Chile interpretó su obra, “Ul –Kantum: Retratos de Arauco”.

Sus obras comprenden los géneros de cámara, sinfónica, electrónicas, cine y teatro. Y han sido interpretadas en Chile, USA, Francia, España, Israel, Hungría, Grecia,  etc.

Actualmente se desempeña  como académico de la Universidad de Chile y de la Universidad Católica de Valparaíso.

José Aranda: “ ‘Cuatro escenas de sur’ se inspira en un sentimiento de profundo arraigo y amor por lo nuestro, por lo chileno, por las postales de nuestra geografía y sus fenómenos naturales”

Próximo a estrenar su obra en los conciertos de gala con la Orquesta Marga Marga en Villa Alemana y Viña del Mar (27 y 29 de septiembre, respectivamente), el compositor recuerda sus inicios musicales, la génesis de su creación y sus proyectos, entre otros temas.

José Aranda Riveros inició sus estudios musicales en la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso en el año 1990, en la carrera de Licenciatura y Pedagogía en Música. Paralelamente cursó los años de Conservatorio, mención clarinete, en el Conservatorio de Música de la misma casa de estudios, con el profesor José Olivares, accediendo luego a la carrera de Interpretación Superior en clarinete.

“Mi carrera principalmente la he conducido hacia el área de la interpretación en diversas agrupaciones orquestales y de cámara de la región, la enseñanza y la elaboración de arreglos y adaptaciones musicales, tanto sinfónicas como para diferentes agrupaciones instrumentales, actividad última que me ha llevado también a acercarme al mundo de la composición”, comenta Aranda.

‘Cuatro escenas de sur’

 “Conocí el Concurso de Composición el año pasado, también a algunos compositores que habían enviado sus obras a éste. Soy además colega de varios músicos integrantes de la Orquesta Marga Marga en otras instituciones, así es que conozco de cerca la calidad de la orquesta y su trayectoria, lo que se convierte en todo un privilegio para mí que interpreten mi obra”, recuerda el compositor.

¿Cuándo nació esta composición y por qué ese nombre?

 Una parte de la obra la comencé a escribir el año 2015, pero animado por el concurso, la completé el año pasado en sus cuatro movimientos.

‘Cuatro escenas de sur’ está escrita en un lenguaje principalmente tonal y a veces modal, y en algún sentido es una obra programática, es decir, se basa en una serie de imágenes mentales de paisajes de mis recuerdos del sur de Chile, de hecho cada uno de los cuatro movimientos tiene un título que sugiere la imagen específica: I. Lluvia. II. Amanecer, III. Viento y IV. Truenos. De ahí el nombre de la obra.

¿En qué se inspiró para componerla?

“Cuatro Escenas de Sur” se inspira en un sentimiento de profundo arraigo y amor por lo nuestro, por lo chileno, por las postales de nuestra geografía y sus fenómenos naturales: la lluvia, el viento, los truenos, el amanecer, el rocío, pero también por nuestro patrimonio musical ancestral, nuestras danzas y nuestros referentes, por eso la obra contiene citas de obras de Violeta Parra, de danzas del sur y giros melódicos propios de la música mapuche.

¿La obra la escribió en exclusiva para el concurso de la Orquesta Marga Marga? 

Así es, la obra fue completada para la plantilla instrumental de la Orquesta Marga Marga, con una viola como solista, instrumento que siempre lo he sentido muy cercano a mi instrumento el clarinete y la participación de timbales, que confieren un color muy singular y enriquecedor junto al tutti de cuerdas.

¿Cómo se encuentra ante el estreno?

Me siento privilegiado, ya que conozco la calidad de la Orquesta Marga Marga y su trayectoria. Saber que todo lo que pensaste tras cada nota, cada ritmo, cada indicación, está ahora siendo decodificado e interpretado por profesionales de alto nivel es algo muy gratificante.

Proyectos

 José Aranda está, actualmente, enfocado en la interpretación musical con su ensamble de vientos, con quienes están realizando un trabajo de transcripción-creación de obras musicales latinoamericanas y chilenas, en un formato de cámara, “esto resulta muy desafiante y alucinante para mí”, finaliza el compositor.

 

Entrevista: Mariela Puebla Verdugo.

 

Esteban Correa: “Tematraumaroma tiene por subtítulo ‘Tres piezas para orquesta de cuerdas’. De esta manera, cada pieza, respectivamente, tiene por nombre Tema, Trauma y Aroma”

El compositor presentará su  obra en los conciertos que ofrecerá la Orquesta Marga Marga a fines de agosto.

Esteban Correa, nació en Ovalle, en  1979. Es compositor, intérprete y pedagogo. Formado musicalmente en la Universidad de La Serena y la Universidad Católica de Chile, ha desarrollado una carrera artística relacionada a la composición de música de concierto, que incluye la creación y montaje de cerca de 40 obras, incluyendo piezas para orquesta, ensamble e instrumento solo, junto a música para teatro, presentadas tanto en Chile como en el exterior (América Latina, Norteamérica, Europa y Asia).

Este trabajo creativo, que ha sido distinguido y le ha valido el reconocimiento de la crítica especializada de nuestro país, se extiende asimismo al campo de la música popular a través del trío Septiembre, donde complementa un rol autoral con la práctica de la guitarra y el canto.

 

Luego de formarse como Licenciado en Música —con Alejandro Guarello como profesor de Composición— y Magíster en Artes en la Pontificia Universidad Católica de Chile, Esteban Correa se desempeña actualmente como académico en la carrera Licenciatura en Música de la Universidad de La Serena, misma institución en la que se tituló inicialmente como Profesor de Estado en Educación Musical.

 

Esteban Correa comenta sobre su acercamiento a la Orquesta. “Coincidimos con el maestro Luis José Recart en el festival Darwin Vargas de la PUCV, al cual fui invitado como compositor y conferencista en 2016. Nos presentó José Luis Urquieta, destacado oboista chileno coterráneo de La Serena, e inmediatamente surgió de mi parte la propuesta de realizar ‘Tematraumaroma’ (de reciente composición*) con la orquesta,  así como la acogida por parte de Luis José, para ser tocada apenas se diera la posibilidad”. (*Originalmente, la obra fue escrita por encargo de la Orquesta Sinfónica Universidad de La Serena, agrupación que la estrenó en noviembre de 2016).

 

Tematraumaroma

La obra comenzó a escribirla a principios de 2016 y la terminó en abril, durante un breve viaje que realizó junto a su familia a El Molle, un pueblo del Valle de Elqui, cercano a La Serena.

En rigor, nos cuenta el compositor, ‘Tematraumaroma’  tiene por subtítulo ‘Tres piezas para orquesta de cuerdas’. De esta manera, cada pieza, respectivamente, tiene por nombre ‘Tema’, ‘Trauma’ y ‘Aroma’.

 

¿De dónde viene el título  o la inspiración?

Poco antes de componerla acababa de leer ‘El Aroma del Tiempo’, libro del pensador coreano-alemán Byung-Chul Han, en el que se desarrollan precisamente distintas aproximaciones al fenómeno del tiempo. En relación a esto, como es sabido, la música occidental históricamente ha favorecido una concepción lineal del tiempo, derivada probablemente de la búsqueda abierta de sentido —de logos, diría un filósofo— o dirección dentro de lo que se ha venido a llamar el “discurso musical”, que no es otra cosa que la asociación a la música de recursos retóricos propios del universo de la palabra.

Ciertamente, la primera pieza, ‘Tema’, está construida bajo esos mismos principios, de ahí también su nombre. No obstante, extrapolando el pensamiento de Han, así como existen diversas formas de comprender el tiempo en términos filosóficos, habrían asimismo otras maneras de concebir la música en un sentido estético, como es en el privilegio de la atmósfera sonora, contraria casi de por sí al desarrollo discursivo y su consecuente agonismo o drama. En el caso de ‘Trauma’, esta atmósfera permite evadir cualquier rumbo definido a través de la experiencia de un tiempo de presentes puntuales, mientras que en ‘Aroma’ se cristaliza en impertérritos ciclos que podrían extenderse hasta la eternidad.

 

A pocos días de la presentación ¿cómo se siente?

Conozco la destacada trayectoria que posee la OMM, y me parece que en Chile probablemente no haya agrupación que favorezca de mejor modo el montaje de una obra como Tematraumaroma, exigente tanto en su acceso a la técnica como a la interpretación, en el ámbito de las cuerdas. De ahí que me alegra y tranquiliza saber que el maestro Recart junto a los músicos de la orquesta no abordarán esta exigencia como una mera dificultad, sino tal cual es: un desafío propio del trabajo artístico.

 

¿Cuáles son sus gustos musicales?

Diría que tengo el privilegio de que la mayor parte de la música que escucho está producida de manera directa por mi entorno cercano, que es principalmente el Departamento de Música de la Universidad de La Serena (ULS), mi lugar de trabajo, dentro del cual asisto regularmente a los conciertos que ofrecen sus diversas agrupaciones y músicos. En estos conciertos confluyen grácilmente y sin mayor prejuicio lo antiguo y lo nuevo, lo foráneo y lo nativo, además de lo popular junto a lo que es propio a la tradición de la escritura, cosa que me parece fascinante.

 

¿En qué está trabajando actualmente?

Quizá no sean muchos los proyectos en los que estoy trabajando, pero son variados. Por una parte, como compositor, no hace mucho terminé una obra para dos saxos y batería que me había encargado el ensamble Tricahue, y estoy en proceso de concluir al menos un par más, fruto de otros encargos más o menos parecidos. En este sentido, en el último tiempo parte de mis objetivos han estado centrados en escribir más música de cámara. Dentro de este tipo de formatos, un proyecto que capta mi atención corresponde a una pieza que he estado desarrollando junto a un sexteto de vientos y un trío rock, que tiene como particularidad la participación de los músicos en la creación mediante la improvisación, ya sea guiada o libre. El resultado de esta experiencia será compartido por primera vez en el festival Musicahora del Departamento de Música ULS, en noviembre de este año.

Por otra parte, como productor, estoy preparando un par de discos, uno junto al trío rock Septiembre —el mismo del proyecto de creación que describí anteriormente—, grupo en el que, además de participar en la creación, canto y toco guitarra eléctrica, y otro con cuatro de mis obras en gran formato, grabadas en estudio por la Orquesta Sinfónica Universidad de La Serena, proyecto que cuenta con el apoyo del CNCA. Este disco incluye justamente Tematraumaroma. Ambos CD serán lanzados próximamente durante 2017.

 

Entrevista: Mariela Puebla Verdugo

 

Camila Herrera: “Me inspiré en la idea del cambio, de un nuevo renacer, de evocar lo inesperado”

La obra ‘La Caída y la Liberación’, escrita en exclusiva para el III Concurso de Composición por la joven oriunda de San Fernando,  debutará en las presentaciones de la Orquesta Marga Marga a fin de mes.

26 y 28 de julio son las fechas programadas en Villa Alemana y Viña del Mar, respectivamente,  para los conciertos de gala que ofrecerán los músicos dirigidos por el maestro Luis José Recart. Oportunidad en las que se estrenará la obra “La Caída y la Liberación”, de la joven compositora chilena Camila Herrera.

Creció en la comuna de San Fernando (Sexta Región), ciudad en la que vivió toda su infancia y adolescencia y donde tuvo sus primeras aproximaciones a la música en la Casa de la Cultura de esa localidad. “Tomé clases de violín y tuve la oportunidad de participar en una Orquesta juvenil.  Sin embargo siempre tuve un  especial interés y curiosidad por la composición, a la cual decidí dedicar mi vida y proyectos, ingresando a estudiar  Licenciatura en Composición en la Universidad de Chile, donde estudio actualmente”, confidencia Camila Herrera.

Además cuenta cómo fue su acercamiento  a la Orquesta Marga Marga, “Mi primer contacto fue al escuchar las interpretaciones que ellos hacían de numerosos compositores chilenos estudiantes y de compositores consagrados. Además me enteré del III Concurso de Compositores del pasado año”.

¿En qué se basó para crearla y darle ese nombre?

El título de la pieza tiene relación a un estado emocional por el que todos tenemos que atravesar en algún momento de nuestras vidas, esa idea de caer, de encontrarse con sus propias carencias y mirarlas para luego liberarse completamente de ellas.

Me inspiré en la idea del cambio, de un nuevo renacer, de evocar lo inesperado.

 

Falta poco para el estreno de su composición, ¿qué sensaciones experimenta?

Me produce una gran alegría, creo que una obra no está completamente terminada hasta que se estrena, los intérpretes son una parte fundamental de la música  y siempre es una bonita experiencia que tu trabajo sea plasmado por tan destacados músicos y profesionales.

 

¿Cuáles son sus gustos musicales?

Escucho todo tipo de música, aunque tengo una especial preferencia por la música Docta y escucho Pierre Boulez, Schönberg, George Crumb, Ligeti. También me gusta el jazz, el rock y el folclore.

¿A qué proyectos está dedicada en la actualidad?

Estoy trabajando en una obra para orquesta completa, donde se juega  un poco con la idea de collage, con contrastes muy diversos donde la idea cíclica le da unidad a la obra.  Trabajo que me gustaría tener alguna vez, la posibilidad de estrenar  y escuchar en vivo.

Por último agregar que la oportunidad que les entrega la Orquesta Marga Marga a los jóvenes compositores  es muy importante, ya que las obras son escritas por el compositor,  pero son los intérpretes los que le dan vida y las llevan más allá del papel hasta los oyentes.

 

Entrevista: Mariela Puebla Verdugo.

 

 

José Ávila: “Cada movimiento lleva un nombre Mapudungun, con la idea de hacer un homenaje a esta etnia guerrera”

Compositor de “Obra para Orquesta de Cuerdas y Timbales”, se muestra emocionado y expectante ante el estreno de su pieza a fines de junio.

 José Antonio Ávila Álvarez nació en Santiago y posteriormente en 1980 se estableció en Viña del Mar, donde comenzó un progresivo interés por la música de todo tipo, especialmente el Jazz y el Rock, lo cual le llevó a tomar la música no sólo como oyente, sino que a ejecutarla, primero con instrumentos de percusión.

“Mis  inicios formales académicos comenzaron en el Conservatorio de la  Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV), en la cátedra de Percusión y pasado un tiempo, seguí paralelamente estudios de batería en la Sociedad Chilena del Derecho de Autor”, recuerda Ávila.

En el año 2009 se tituló en la carrera de Música, con mención en Batería en la Universidad Arcis de Santiago. Posteriormente logra su grado de Licenciado en Música y mención en Composición en la PUCV, donde también se encuentra terminando su post título en Composición. En forma paralela ha recibido instrucción de forma particular en estudios de Vibráfono con el profesor Carlos Vera,  Percusión Sinfónica con Patricio Hernández y en especial, Armonía Moderna, improvisación y composición, con el maestro Ramiro Molina.

Concurso de Composición

El contacto con la Orquesta Marga Marga, se produjo al ser seleccionada una de sus obras para el Festival de Música Contemporánea Darwin Vargas 2016, que organiza la PUCV.

“Tras la selección de mi pieza para el citado festival, conocí personalmente a Luis José Recart, quien me comentó sobre el Concurso de Composición de ellos y que aún quedaba tiempo para participar. El pie forzado consistía en que debía ser una pieza para timbales y orquesta de cuerdas, la obra se compuso aproximadamente el 15 de octubre 2016, pero el espacio de meditación sobre la consistencia de ésta, comenzó a principios de dicho mes”, comenta José Ávila.

“Obra para Orquesta de Cuerdas y Timbales”

La pieza de José Ávila se estrenará el miércoles 28 de junio, en el Teatro Pompeya de Viila Alemana y el viernes 30, en el Foyer del Teatro Municipal de Viña del Mar, ambos conciertos de gala.

¿A qué se debe el título?

El nombre tiene relación con la anterior obra (presentada en Festival Darwin Vargas), ésta fue ‘Platillos y Marimba con Orquesta de Cuerdas’. La pieza pretende ser una especie de anti concierto, privilegiando la democracia de los instrumentos participantes, incluso dejando solos para el violín u otros.  Para aclarar las cosas, hay que decir que la Marimba es el instrumento solista, pero según el paradigma que se establece en esta obra, todos los participantes tienen su espacio y la marimba se la puede encontrar cursando roles primarios, secundarios, etc.

Entonces lo que se estrenará no difiere mucho en su título, sólo que ahora son los timbales los protagonistas. Pero es necesario aclarar que cada movimiento lleva un nombre Mapudungun, con la idea de hacer un homenaje a esta etnia guerrera que tenemos la suerte de que esté con nosotros y para relacionar el timbal con lo primigenio, con lo originario, pensando que la percusión es una de las familias más antiguas instrumentales.

 ¿Cómo surgió la composición de esta obra?

Como dije en la pregunta anterior, la obra tiene un entramado que trata la cosmovisión por terrazas que tiene este pueblo, con respecto a sus creencias religiosas y ésta no es una representación, sino, una fantasía donde se usan estilemas y material que es reutilizado y que proviene de sus ritos, instrumentos, etc. Como también es una forma de expresar mi respeto por esta etnia.

Ya está próximo el estreno, ¿Cómo imagina ese momento?

Es un honor que esta Orquesta, donde se distingue  lo profesional, el trabajo y el amor por la música, interprete esta obra. Siento que mi trabajo es reconocido y lo que aprecio muchísimo, es que se difundirá una obra que evoca y contiene la profunda relación de un pueblo originario que sabe convivir y respetar a la naturaleza, que para mí es uno de los objetivos primordiales. Poder llevar a la música las invalorables formas de vida y fenómenos que nos entrega nuestro planeta.

 

Proyectos

José Ávila comenta que, “Sigo componiendo y perfeccionándome, no pararé hasta lograr plasmar los eventos naturales, meteorológicos, espaciales y musicalizar la cotidianidad de la vida silvestre por un lado y por otro, seguir la profundización del  conocimiento logrando una interdisciplinariedad si es posible  y plasmarla a la música, como así también la investigación que me parece un campo fascinante.

En el aspecto interpretativo, sigo tocando y perfeccionándome, para poder sentir la música, que es algo que me hace completamente feliz”.

Y para finalizar, el compositor deja una reflexión: “Solo decir a todos, que traten de lograr sus sueños, no los abandonen. No dejen que un sistema les domine sus vidas, saquen lo bueno de él, pero luchen con todas sus fuerzas para lograr su verdadera vocación. Es verdad que el camino puede ser muy escabroso, pero el verdadero bienestar, se logra cuando haces lo tuyo, lo que te es natural. Soy un convencido de que muchas enfermedades del mundo, de la ciudad, de lo urbano, son causa de que las personas realizan actividades que son impuestas o por necesidad. Por otro lado pienso que no hay que aceptar algo por aparentar, hay que aprender a decir no y seguir los caminos del misterioso inconsciente y creerle a la intuición, es ahí donde está la verdadera musa que nos inspira. Y que viva el conocimiento”.

 

Entrevista: Mariela Puebla Verdugo

Gabriel Pérez: “Me emociona profundamente saber que músicos de categoría conocerán mi obra”

‘Bidaia’ se estrenará el miércoles 24 y el viernes 26 de mayo, en el Teatro Pompeya de Villa Alemana y en el Foyer del Teatro Municipal de Viña del Mar, respectivamente.

 Gabriel Pérez Ibacache es un joven santiaguino, que combina la música, con sus estudios de Derecho. Y que gracias a la participación en el III Concurso de Composición de la Orquesta Marga Marga está a punto, de que su pieza ‘Bidaia’ para orquesta de cuerdas y timbales, se estrene en concierto.

“Nací en Febrero de 1997, soy hijo de los polos. Me crié en Estación Central, comuna de reivindicación política y cultural, en Santiago; pero estudié toda mi vida en el Instituto de Humanidades Luis Campino, en Providencia, seno de la clase socioeconómica media-alta”, comenta Pérez.

Hijo de una profesora de lenguaje y terapeuta y de un ingeniero-empresario, nos cuenta sobre su acercamiento al mundo musical. ”Toda mi vida vacilé entre los libros y la música, entre leer y escuchar, escribir y cantar. Tuve mi primera guitarra a los 10, interpreté por primera vez a Francisco Tárrega a los 12, más tarde estudié violonchelo y piano, compuse mi primera gran obra a los 14 años y a esa misma edad tuve mi primer trabajo audiovisual”, rememora el compositor.

Estudios

“Entré a la Universidad de Chile a estudiar Composición del 2014 hasta el 2015; pero siempre había querido estudiar Derecho, así que decidí cambiar mi rumbo. El 2016 entré a Derecho en la Universidad Alberto Hurtado. El 2017 viajé a Escocia para explorar nuevas posibilidades y ahora regresé para seguir como estudiante de la misma carrera y ayudante de la cátedra de Filosofía.”, recuerda el compositor.

Gabriel Pérez se formó con profesores como Marisol Candia, Nelson Campos, Edgardo Cantón, Karina Glasinovic, Aliocha Solovera, Rafael Díaz, Silvia Sandoval, Jorge Martínez, Pablo Ríos. Ha participado en coros, compuesto distintas bandas sonoras, estrenado varias obras y participado en festivales.

Pérez cuenta cómo fue su interacción con la Orquesta Marga Marga, “Mi primer acercamiento con ellos fue escuchando obras de jóvenes compositores chilenos, algunos amigos míos. También había compartido en un par de ocasiones con músicos de esta Orquesta y por ello no dudaba de la calidad musical de la misma”.

¿Qué es “Bidaia” (para timbales y orquesta de cuerdas)?

“Bidaia” es una palabra del Euskera que en Español significa “viaje”. ¿Por qué Euskera? Siento cierto grado de cercanía al pueblo vasco, pero más allá de eso, el Euskera es una lengua única, ancestral, trasciende a distintas generaciones. Cuando la compuse estaba pensando en los contrastes de lo humano a lo largo de la existencia humana, pensé en esta historia humana como un viaje, que nos dirige a algún lado, pero no sabemos dónde. Pensaba en el viaje como dos dualidades, una dualidad es la del mundo interior, representado por el ‘melodismo’ y el mundo exterior, representado por la imitación de un tren en marcha, a veces se sobrepone una dimensión y a veces la otra. La otra dualidad es lo trágico de la adversidad en las dificultades de la vida y la superación colectiva humana a esas adversidades, el estado de liberación, donde el ser humano encuentra la redención en lo efímero de su existencia.

Queda poco para que la Orquesta Marga Marga estrene su obra ¿Qué sensaciones tiene?

Me emociona profundamente saber que músicos de categoría conocerán mi obra. Creo que la música conecta mundos, conecta a las personas, me hace feliz que conocerán algo de mí, de mi mundo, y que al mismo también escucharé algo de ellos, de su mundo.

¿Qué tipo de música escucha?

Me gusta mucho la música impresionista: la escucho en el metro, en la calle, en mi pieza, mientras estudio, mientras camino, etc. Ravel es mi favorito, también me gustan post-románticos como Prokofiev, R.Strauss, creo que mi obra tiene mucho de este último, pero mezcla cosas que ninguna relación tienen con él. Escucho Phillip Glass y minimalistas, también compositores como A. Casella y O. Respighi, compositores de película como Dario Marianelli y James Horner. Hubo un tiempo en el que estuve muy obsesionado con la música folclórica balcánica, con los coros femeninos; y otro tiempo en el que me obsesioné con el jazz, con Kurt Rosenwinkel y Avishai Cohen. Me gusta la música de colores, de sensaciones.

Una de los primeras obras que recuerdo haber escuchado de una orquesta es el Réquiem en Re Menor de Mozart, así fui acercándome paulatinamente a la música y posteriormente a mi narración personal. Primero con compositores españoles de guitarra romántica, luego con clásicos, Mozart, Beethoven, después Tchaikovsky, Borodin, Prokofiev, cuando conocí  a R. Strauss mi mundo explotó, con Phillip Glass me pasó lo mismo, pero cuando tuve mis primeros acercamientos a la música de Ravel, todo lo anterior parecía diluido y anticuado, no recuerdo obra que me emocione más y que disfrute más que ‘Daphnis et Chloé’, de Ravel. No obstante de que cada uno de los anteriores haya influenciado de una u otra forma en mi forma de ver la música, de vez en cuando hago ciertos guiños a sus obras. También, lo que escucho no se agota en la música europea o foránea en general, suelo escuchar compositores jóvenes chilenos y con entusiasmo pienso que Chile está gestando a grandes músicos, el problema que le veo es que se le da muy poca visibilidad al artista chileno, que el ambiente laboral e inclusive académico es sumamente hostil, habiendo pocas oportunidades de estrenar, de poder subsistir por medio de la composición -aunque no solamente en la composición- y que esas oportunidades suelen ganarlas los mismos, dificultando que surjan nuevas caras.

 ¿En qué está trabajando actualmente?

Es complicado mantenerme trabajando musicalmente y al mismo tiempo estudiando una carrera completamente fuera del ámbito de la música -con todo lo que eso conlleva-, por lo que cuando tengo algún tiempo suelo ir al piano y componer cosas pequeñas. De vez en cuando surge algún proyecto importante y como suelo hacer todo a última hora, termino trasnochando el día anterior a la entrega para luego llegar a clases y seguir con otra disciplina. Me entretiene, así mantengo despierta mi mente, que no significa que esté bien, lo sé.

Siempre he pensado que las personas son muy complejas y nadie tiene por qué encasillarse, ni en un área, ni en un estereotipo, ni nada que vacíe de contenido a la esencia de las personas, que son únicas y bellas. Me gusta pensar que en un comienzo de la historia humana las disciplinas no estaban tan especializadas y por eso, se mezclaban unas a otras constantemente; por lo mismo siento que deberían estar conectados de alguna forma estos mundos que la gente ha tendido a pensar son irreconciliables; hablo del Derecho y la Música, por citar un ejemplo.

¿Qué tiene en carpeta?

Me gustaría cultivar algo en varias disciplinas, siempre estoy pensando sobre qué voy a escribir en mi próxima investigación jurídica, sobre qué voy a componer, etc. y siempre hay algo que me interesa de disciplinas que no he explorado, así que no sé dónde termine investigando. El año pasado estuve escribiendo sobre la determinación simbólica de los símbolos patrios -y con ello el Himno Nacional de Chile- y sobre por qué y qué significaba que la Constitución Política de la República mandara en su inc. 1 del art. 22 que “todo habitante de la República debe respeto a Chile y a sus emblemas nacionales”. Así la lírica bélica, la estética europea de la música institucionalizada, entre otras apreciaciones sobre el himno, permiten entrever que hay bastantes cosas por hacer y por revelar. Ahora continuo con ésta y otras investigaciones y junto con ello estoy escribiendo un poema sinfónico que me gustaría estrenar a final de año, pero que por ahora tiene un futuro incierto.

Gabriel_Simon

Entrevista: Mariela Puebla Verdugo.

Gabriel Matthey: “Nuestra sociedad actual ve demasiadas cosas y habla demasiado, pero poco sabe escuchar”

El viernes 28 de abril será el estreno de su pieza “Las Cuatro Situaciones” en el Foyer del Teatro Municipal de Viña del Mar, a cargo de la Orquesta Marga Marga.

Gabriel Matthey Correa es Compositor, Ingeniero Civil y Magíster en Gestión Cultural, profesor de Cultura Chilena y coordinador del Magíster en Gestión Cultural de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile, entre muchos quehaceres (*). Comenzó a escribir su obra hace dos años, “Las Cuatro Situaciones” la empecé a componer a fines del año 2015 y la terminé en marzo de 2016; es decir, fue una experiencia musical de hace más de un año atrás, vivida en el verano 2015-2016. Y la compuse porque era una antigua deuda que tenía con el director de la orquesta, Luis José Recart”, comenta el compositor.

 

¿Qué son “Las Cuatro Situaciones”?

El título obviamente que rima con “Las Cuatro Estaciones” de Antonio Vivaldi, pero es sólo un juego de palabras y una forma de vincularme con él (reconocerlo y agradecerle su valioso aporte); sin embargo musicalmente no tiene ninguna relación, salvo que está escrita para instrumentos de cuerdas y estructurada en 4 partes. Y si en su momento fueron “cuatro estaciones” de la naturaleza, ahora son “cuatro situaciones” de la vida contemporánea, expresadas en propuestas puramente sonoras, que cada auditor/a podrá interpretar e experimentar libremente, a su manera.

 

¿En qué se inspiró para componerla?

En general cuando compongo me inspiro en la música misma y en el contexto sociocultural que percibo e incorporo a mi vida interior, pero en nada en especial y menos en imágenes visuales, de las cuales hoy estamos bastante invadidos y saturados. Mi trabajo surge desde el universo sonoro en sí mismo, que aún está poco explorado. Nuestra sociedad actual ve demasiadas cosas y habla demasiado, pero poco sabe escuchar.  Por ello, la música hoy adquiere más fuerza que nunca, pues es la mejor escuela para “aprender a escuchar” y quizás, de rebote, aprender a dialogar y a comunicarse con las demás personas.

Dentro de esta dinámica, yo compongo en sintonía con el contexto musical y sociocultural en el que vivo. Y compongo para no descomponerme, pues no hay dudas de que actualmente vivimos tiempos difíciles, con muchos contrastes y polarizaciones, con exceso de individualismo y, paradójicamente, incomunicados (a nivel presencial). Musicalmente esto se puede expresar en líneas melódicas o texturas puras, que de pronto se contaminan y/o “ensucian”, incluso desaparecen, pues cuesta que suenen limpias y transparentes; cuesta que se encuentren, en una época en que prima la competencia, la soledad, el doble estándar y la confusión. Entonces la música puede ayudar a redimir y/u oxigenar un poco el espíritu que, sin duda, lo tenemos bastante olvidado.

 

¿La obra la escribió en exclusiva para esta Orquesta?

“Las Cuatro Situaciones” la escribí pensando en la Orquesta Marga Marga pues, como comenté anteriormente, era una antigua deuda que tenía con su director. Entonces la idea es que la estrenen ellos, pero que después ojalá la puedan interpretar otras orquestas. En el estreno recién nace el hijo/hija y “el deseo oculto” es que la composición siga sonando en la misma Orquesta Marga Marga y/o en otras. Pero en esto debo reconocer que soy bastante autocrítico y tajante: si la música no tiene vida propia, entonces es mejor que muera! Sin embargo también soy perseverante y ahora que tendré una primera experiencia con la Orquesta Marga Marga, ya me dan ganas de escribirle una segunda composición, dedicada a ella, como un reconocimiento al trabajo que vienen realizando desde hace años. Hoy no es fácil encontrar orquestas abiertas a la música actual y, en especial, a la música chilena contemporánea.

 

Queda muy poco para el estreno, ¿cuáles son sus sensaciones?

Creo que para la mayoría de los compositores, asistir al estreno de una composición propia es un acontecimiento especial. Yo no soy la excepción: para mí es muy importante y emocionante asistir al estreno (espero poder hacerlo); sin embargo reconozco que me pongo nervioso, pues es como “un parto” donde va a nacer un/a hijo/a y uno no sabe bien cómo va a nacer: si sano/a o deforme, con buena o mala salud, etc. Y siguiendo con la metáfora, ojalá que “Las Cuatro Situaciones” nazcan sanas, a través de un parto normal.

 

¿A quién escucha Gabriel Matthey?

La verdad es que escucho poca música, pues amo el silencio (aunque hoy es muy escaso). Y confieso esto pues el silencio es lo que me permite escuchar “mi música interior”, que es la fuente de la cual me puedo nutrir para componer. Obviamente que dicha música interior se alimenta, en gran parte, del patrimonio musical que hoy tenemos a disposición. Dicho lo anterior, claramente para mí escuchar música es un acontecimiento importante, que cuando lo hago lo vivo a concho.

 

Y en cuanto a repertorio, en realidad me interesa desde la música más primitiva hasta la más actual, en sus diferentes géneros. Estoy convencido de que la música es un “gran universo” en sí mismo, y que es necesario recorrerlo sin prejuicios ni discriminaciones. Creo que la música es “un continuo” y no me interesa -ni me sirve- establecer falsas categorías o escuchar sólo “un tipo de música”. El universo de la música es complejo, como un órgano vivo que tiene vasos comunicantes interconectados entre sí.

 

¿Cuáles son sus proyectos actuales?

 

Como dije antes, si no compongo me descompongo, así es que siempre estoy trabajando o preparándome para escribir una nueva composición. Los proyectos nunca me faltan. Por ejemplo, actualmente estoy escribiendo un quinteto para guitarras (de diferentes registros) que me encargó el Consort Guitarrístico de Chile que, por coincidencia, también es de la Región de Valparaíso. Se trata de una composición que busca nuevas alternativas sonoras para la guitarra, incluyendo la percusión, y ya la estoy terminando.

 

Finalmente quiero agregar que desde ya agradezco a la Orquesta Marga Marga y a su director, Luis José Recart, por su buena disposición para estrenar “Las Cuatro Situaciones” y ojalá que el día del estreno, entiendo que el 28 de abril, sea una buena aventura y experiencia para todos. ¡Muchas gracias!

 

(*) Gabriel Matthey Correa

Compositor, Ingeniero Civil y Magíster en Gestión Cultural, profesor de Cultura Chilena y coordinador del Magíster en Gestión Cultural de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile. También colabora en el Archivo de Música de la Biblioteca Nacional, en la gestión de contenidos sobre patrimonio musical chileno, y es profesor en la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación, UMCE. Constantemente ofrece charlas y talleres de música, educación, gestión y cultura. Asimismo escribe artículos sobre éstas y otras materias.

Como compositor ha creado música instrumental, vocal y electroacústica, abarcando desde instrumentos solistas hasta grupos de cámara y orquesta sinfónica completa. Su música ha sido difundida en diferentes medios y editada en una decena de discos, destacando “Trilogía Las Parrianas” con textos de Nicanor Parra. Como gestor cultural ha sido presidente de la Asociación Nacional de Compositores-Chile (ANC) y del Consejo Chileno de la Música (UNESCO). El año 2010 publicó su libro “Modelo de Gestión Cultural para «Unidades Territoriales» de Chile” y, el año 2015, su libro “¿Cuál es tu Sur?”, de carácter político-cultural, que actualmente está circulando en diferentes ciudades del país.

 

Entrevista: Mariela Puebla Verdugo.

Carolina Palacios: “La obra me despierta sensaciones encerradas en mi memoria, olores, colores, familia, hogar y seguridad”

‘Suite de Otoño’ se titula la pieza, de esta joven pianista chilena, que estrenará la Orquesta Marga Marga a fines de abril.

Carolina Palacios formada por la profesora María Angélica Beláustegui. Se ha dedicado a la docencia por más de una década en diferentes establecimientos.

Ha interpretado repertorios en el Teatro municipal de Valparaíso, colegio alemán de Viña del Mar y en el Centro cultural IPA de Valparaíso.

Ha destacado su participación como miembro del jurado del Concurso de Piano Claudio Arrau realizado en 2017 en Viña del Mar.

Carolina conoció el concurso gracias a la difusión de Facebook.

 

¿Cuándo compuso la obra? 

El año pasado en el mes de julio, al enterarme del concurso, comencé a relacionar ideas que tenía y así empezó el desarrollo de la pieza. El nombre “Suite de Otoño” es mi idea de que todo evoca a la naturaleza y para mí el otoño es una estación muy especial, llena de cambios y matices que me devuelve a la infancia por instantes. La obra me despierta sensaciones encerradas en mi memoria, olores, colores, familia, hogar y seguridad.

 

¿La obra la escribió en exclusiva para la OMM?

Sí, esta es mi primera composición y creo que el hecho de saber que había un concurso, hizo que descubriera que era capaz de plasmar ideas que ya tenía, fue un incentivo pensar que tal vez tendría la posibilidad de ser interpretada por una orquesta de tal magnitud.

 

¿Cuál es su sentimiento al saber que su obra se estrenará por una orquesta profesional y destacada?

Me siento muy orgullosa y feliz, es una gran oportunidad la instancia de ser escuchada por el público, interpretada por esta gran orquesta y que me incentiva a seguir creando.

 

¿Qué tipo de música escucha?

Escucho mucha música, la lista sería muy larga, pero me inclino bastante por la música docta, por nombrar algunos, creo el piano de Debussy es algo que me acompaña siempre, también escucho bastante música popular de los 70’s y me gusta mucho la música celta.

 

Proyectos

En este momento estoy componiendo la música para una obra de teatro sobre la vida y obra de Federico García Lorca.

 

¿En que está trabajando actualmente?

En este momento estoy trabajando como profesora de Piano en el Conservatorio del colegio St Margaret’s British School for girls y próximamente en la sede del Conservatorio Sergei Prokofiev en la ciudad de Concón.

 

Quisiera dar las gracias a la Orquesta Marga Marga por esta maravillosa oportunidad y felicitarlos por incentivar a los nuevos y antiguos compositores de mostrar sus obras.

 

Entrevista: Mariela Puebla Verdugo.

 

Félix Carbone: “Estoy tremendamente feliz y emocionado, es un sueño hecho realidad”

Su obra, “En la Espera”, será estrenada a fin de mes por la Orquesta Marga Marga. La pieza está inspirada en los sentimientos maternales que evoca un hijo en el género masculino.

 

Félix Carbone Kind, gracias a su actividad profesional, conocía la existencia de la Orquesta Marga Marga. “Posteriormente tuve el privilegio de participar como músico invitado en una de sus tantas actividades, en ese momento me di cuenta de su tremenda calidad y profesionalismo. Luego, y por medio de solicitar la amistad en Facebook, me enteré del concurso de composición e inmediatamente me informé sobre lo necesario para poder participar por medio de su página”, expresó este compositor franco-chileno.

 

¿Cuándo se embarcó en el proyecto?

Una vez enterado del concurso de composición del 2016, en el mes de septiembre comencé a escribir la obra. El título tiene referencia a la espera de un hijo, con todas las circunstancias humanas que esto trae y que influyen en una persona.

La obra fue escrita con ideas antiguas pero que se concretizaron y fusionaron, además de nuevas ideas que se compusieron exclusivamente para esta ocasión. Si bien es cierto, siempre existen ideas antiguas que están rondando en tu mente, pero que luego de asumir este anhelo de componer para orquesta fui transformándolas en nuevas ideas.

¿Cuáles fueron las motivaciones para componerla?

La esperanza y el amor que evoca un hijo para un hombre en el vientre materno, la comunicación que existe sin palabras o con ellas pero sin poder verlo, pero que no impide en lo más mínimo los sentimientos que puedan existir y con esto las confluencias de sentimientos que se van dando en cuanto a las vivencias propias y la energía que un hijo en el vientre materno te transmite. Todo esto son mil sensaciones que fui, de alguna forma, plasmando en este lenguaje que es la música.

A fines de marzo su obra será estrena en los conciertos de gala ¿Cuáles son sus sensaciones?

Estoy tremendamente feliz y emocionado, es un sueño hecho realidad, lo cual para mí, marcó un real desafío, en participar en un concurso de estas características y componer una obra completa para orquesta de cuerdas y percusión. El concursar y poder lograrlo fue un verdadero sueño hecho realidad.

Quiero agradecer a toda la organización Orquesta Marga Marga, su director y músicos, son un tremendo aporte a nuestra región y país, un orgullo que dicha entidad intérprete obras de compositores chilenos, dando una oportunidad única a músicos tanto consolidados como en camino de ello.

¿Qué tipo de música escucha Felix Carbone?

Escucho todo tipo de música, folclórica, étnica, docta y popular, en cada momento según lo que esté haciendo o en cuanto a mis estados de ánimo y los estados de ánimo que quiero estar, escucho música definida para lograr estos estados, o por el simple placer de hacerlo.

Proyectos

En estos momentos Carbone se encuentra promocionando discos grabados con su banda, Tryo además de viajes al extranjero para extender horizontes de la música que realiza con esta agrupación. También con el ensamble de percusión Xilos, de la cual es director, trabajando en nuevos repertorios a pedidos de compositores (chilenos y extranjeros) para estrenar sus obras. Finalmente comenta que seguirá componiendo como lo hizo para la OMM, buscar nuevos desafíos y seguir aprendiendo.

Félix Carbone Kind

Profesor de Percusión Clásica, Batería y Rítmica en distintas universidades chilenas. Es también director y compositor del Ensamble de Percusión “XILOS”, con quienes ha lanzado dos discos -“Xilos” (2005) y “Crisol” (2015)-  y ha tenido presentaciones en diversos escenarios y ciudades del país interpretando con estrenos nacionales y mundiales obras de compositores tanto chilenos como extranjeros, teniendo también el privilegio de ser dirigido por distinguidos directores y compositores nacionales. 

Ha participado como Percusionista en Conciertos de Música de Cámara de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Orquesta Filarmónica de Chile, Orquesta Sinfónica Regional de Valparaíso, además en conciertos como solista.

Carbone también es integrante del grupo Tryo (Baterista y Percusionista). Con siete discos y un DVD, ha hecho presentaciones a nivel nacional e internacional en innumerables festivales de rock progresivo en países como México, Francia, Brasil, Bélgica, Argentina, Estados Unidos, entre otros.

 

Entrevista: Mariela Puebla  Verdugo

Felix_Carbone